04/06/2013

Mermelada de fresón

Vamos justos de tiempo porque se está terminando la temporada de la fresa y el fresón, así que hay que darse prisa si queréis hacer esta mermelada, la hice hace días pero como no he tenido mucho tiempo no he podido hacer esta entrada hasta ahora. Salieron 7 frascos y es deliciosa.
 
Compré esta cajita que en teoría tenía 2 kilos, pero en verdad tenía como 2.250 kg. pero cuando le quité alguna que estaba peorcita y los rabillos se quedó en 2 kilos y poco.
Ingredientes
2 kilos de fresones pequeños
900 gr. de azúcar
Zumo de un limón
Unas gotitas de vinagre



 
Lo primero es lavar y quitar los rabitos a los fresones. Cortarlos en pequeño y ponerlos en un bol grande, alternando capas de fresones con capas de azúcar. Echar unas gotitas de vinagre, sin pasarse, porque el vinagre le "saca" el sabor a los fresones. Haz la prueba, verás.
Esto se hace para que la propia fruta vaya soltando sus jugos y no haya que añadir agua. Al cabo de unas horas (de 4 a 12) se pueden poner al fuego.

Lo ponemos en una cazuela grande sin tapar, 30 minutos a fuego fuerte y después si nos gusta no encontrarnos tropezones, lo pasamos con la batidora de mano y lo dejamos que siga cociendo a fuego medio otros 30 minutos. Le echamos el zumo del limón, así es un medio ácido y no pueden proliferar las bacterias del botulismo.
Mientras la mermelada se hace, esterilizamos unos frascos con sus tapas en agua hirviendo, 20 minutos.
La mermelada ya está lista y si no quieres que quede muy líquida puedes probar si está lista echando una cucharadita en un plato frío que hayas metido en el congelador. Si tiene aspecto de mermelada y no se desliza líquida por el plato, es que ya está.
Los frascos los sacamos del agua hirviendo y los dejamos atemperar sobre un paño de cocina limpio.
 

Con el magnífico colador de mermeladas, que compré en Los Utensilios del Chef se embotan mucho más rápido y además no se vierte nada.
Una vez embotados, se tapan y se les da la vuelta un rato mientras recogemos todo lo que se ha ensuciado y en mi caso, lavo la olla porque sólo tengo una y tengo que esterilizar los frascos ya llenos en la misma en la que he hecho la mermelada.
Ya listo y recogido todo, se meten de nuevo en la olla, con un trapo de cocina debajo para que al hervir no choquen los botes unos con otros y se rompan. Se dejan hervir durante 30 minutos (con este tamaño de botes, si fueran más grandes o más pequeños, varía el tiempo).
Una  vez hervidos, se etiquetan, muy importante poner la fecha de elaboración, para no despistarnos y que se puedan consumir antes las conservas más antiguas (first in, first out). Si las vas a regalar, como es mi caso, también es conveniente poner la lista de ingredientes por si alguien es alérgico a alguno.
 
Espero que me dure hasta la próxima temporada de fresones. Se puede usar para las tostadas del desayuno o la merienda, pero también alegran cualquier postre casero, una tarta de queso como en la foto, yogures, helados, hojaldres rellenos, etc.

No comments:

Post a Comment

Please share with me your questions, doubts...