31/05/2013

Pastel de zanahoria

No soy mucho de repostería y la verdad es que estuve tentada de matricularme en un curso de repostería porque es lo que peor se me da, pero luego pensé que ya eran ganas de ir con desventaja, puesto que si no me gusta no iba a dar el 100% de mí, no? Así que no hagáis mucho caso de la presentación, que es lo más fallido de la receta, sino del resto, que estaba muy rica.

Ingredientes
Para la base:
200 gr. de zanahoria cruda rallada
1 vaso de yogurt casero
1 vaso de aceite de girasol
2 huevos
3 vasos de harina (de la misma medida que el yogurt)
1 cucharadita de royal
1 cucharadita de bicarbonato
2 vasos de azúcar moreno (si te gusta más dulce, puedes poner 3)
1/2 cucharadita de canela y 1/2 de nuez moscada (opcional)

Para la cobertura:
200 gr. de azúcar glas (impalpable)
100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 tarrina de 300 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)
unas gotas de esencia de vainilla

Para el relleno:
crema de queso de la cobertura y mermelada casera

Lo primero es precalentar el horno a 180º para que no tengamos que esperar después.

Ahora se baten los huevos, se añade el azúcar y se siguen moviendo hasta que se integra. Ahora se echa el yogurt, el aceite y la zanahoria rallada. Por otro lado se mezclan todos los ingredientes "secos": la harina, el royal, el bicarbonato y las especias. Se junta todo y se remueve bien.

 
Como ya estará el horno caliente, se unta de aceite o de mantequilla un molde y se espolvorea un poco de harina para que luego al desmoldar no se nos pegue. Echamos la mezcla al molde y al horno aproximadamente 50 minutos o hasta que le metes una aguja y sale limpia. A media cocción le tendría que haber puesto una hoja de papel aluminio por encima para que se siguiera haciendo por dentro y no se tostara más, como no lo hice se me quemó un poco la parte de arriba, pero como luego lleva cobertura no se ve. ¡Bien!
 
Mientras el bizcocho se va haciendo se bate la cobertura, yo la batí con una batidora de mano con varillas a velocidad baja. Lo más importante es que la mantequilla esté muy blanda, porque si no, pasa lo que me pasó a mí, que no acababa de integrarse nunca y quedaba como en bolitas. Yo aviso.
Cuando sacamos la base del horno la dejamos enfriar en una rejilla, y cuando ya está fría se corta con un cuchillo en dos por la mitad longitudinalmente.
 
Se rellena con un poco de la crema de queso y una capa de mermelada casera que tengas.
Ahora sólo queda cubrir toda la base con la crema de queso restante.
De aspecto, lo dicho, no era la tarta más bonita del mundo, pero seguro que alguien con una espátula lo mejora.
 

2 comments:

  1. Voy a intentarlo, porque tiene una pinta buenísima!

    Saludos

    Curro

    ReplyDelete
  2. Si, cualquier duda me cides Curro, es fácil y estaba rica!

    ReplyDelete

Please share with me your questions, doubts...