28/05/2013

Gazpacho fresco para el calor

En España asociamos sopa a invierno y frío, sin embargo en Ecuador se empieza casi cada comida con una sopa, da igual que haga calor. El menú típico de un trabajador que come fuera consiste en una sopa ligera, un plato que normalmente lleva arroz, algo de carne o pescado y ensalada y un jugo de fruta fresca. Sin embargo ni el gazpacho ni otras sopas frías son populares. Misterios de la vida. Pero es muy fácil de hacer y muy refrescante. Como una ensalada líquida, así que voy a poner la receta paso a paso para que la puedan probar allá también.

Ingredientes (para 4)
4 tomates muy rojos pero duros (que hagan aproximadamente un kilo)
1 pepino pequeño
1 pimiento verde italiano pequeño (el alargado)
1/2 cebolla blanca
1 diente de ajo sin el germen para que no repita
aceite de oliva extra virgen, sal y vinagre al gusto
Si gusta más espeso se puede añadir miga de pan remojada en agua y escurrida.

Lo primero es lavar las hortalizas, pelar lo que sea de pelar (pepino, cebolla etc.) y partirlo en trozos no muy grandes para que sea más fácil batirlo.
Se pone todo junto en un recipiente donde quepa, si se añade pan hay que dejar que escurra el agua para que no quede aguado. Yo no echo pan, así que no pongo cantidades, es al gusto.

Ahora batir hasta que todo esté triturado. En Ecuador las batidoras de mano no son tan populares como las licuadoras de pie, pero para hacer gazpacho da igual, usa la que tengas en casa, yo tengo ambas y unas cosas las hago con la de mano y otras en la licuadora.

Una vez que está todo batido, añadir un poco de sal, un chorrito pequeño de vinagre (una cucharadita) y un chorretón generoso de aceite de oliva (como medio vaso, 50 ml. aproximadamente) y seguir batiendo para que se integre todo. Probar y rectificar a nuestro gusto. Después hay que pasarlo por el pasapurés para que no nos encontremos pellejitos del tomate ni del pimiento. Si no tenéis pasapurés, hay otro cacharro de cocina que se llama "el chino" que es como un cono invertido y también sirve para colar. Si no, otra opción sería escaldar y pelar los tomates antes de batirlos para que no haya pieles, pero es más trabajoso. Aquí podéis ver como se escaldan los tomates.
 
Una vez batido y pasado, se prueba y se rectifica de aceite, emulsionándolo bien con el gazpacho. Se deja enfriar en la nevera y listo, es barato, rico, fresco y además casi no engorda, así que este verano ¡a combatir el calor a base de gazpacho!
Es importante que el aceite sea bueno porque de él depende en gran parte el éxito del gazpacho. Yo éste lo hice con un aceite de oliva virgen extra manzanilla, que es una variedad que a mí me encanta, sabe afrutado, como a manzana. Cada vez voy probando con un aceite distinto, ya tengo varias clases, tengo aceite virgen extra de oliva arbequina, de cornicabra, de picual,  de hojiblanca y ahora de manzanilla. Tremendas catas que vamos a hacer este verano en la terraza, ¿quién se apunta?
 

2 comments:

  1. Extraordinario!

    ReplyDelete
  2. Por dios que buena pinta!!! Yo estoy empezando a jugar con mi nueva batidora de mano y ojalá pueda hacer maravillas como esta algun dia! un beso y gracias por la receta!

    ReplyDelete

Please share with me your questions, doubts...