22/11/2012

Chutney de tomate verde y frutas del bosque

El chutney es una salsa de origen indio, que acompaña todo tipo de platos como empanadas, buñuelos, bocadillos, carnes o verduras ya que es muy versátil y alegra cualquier plato, a mí me encanta con queso.
En India, Pakistán, y en los países del sudeste asiático hay una variedad inmensa de chutneys que se hacen de la combinación de diferentes frutas, verduras y especias. Hay chutney de cilantro, de menta, de yogurt, de ajo, de tamarindo, de coco, son distintos por regiones o dependiendo de qué acompañen.
Los chutneys del Reino Unido y EE.UU. son normalmente envasados y llevan fruta, azúcar, especias y vinagre y se cocinan hasta que se reducen y espesan. Un chutney muy popular es el Major Grey's Chutney, supuestamente inventado en el siglo XIX por este oficial del ejercito británico que vivía en la India colonial. Lleva mango, lima, cebolla, pasas, vinagre, azúcar y especias, y todavía se fabrica por varias compañías hoy en día.
El chutney en sus orígenes es fuerte y puede ser muy picante, pero en la versión occidentalizada es afrutado y más suave, siendo otra forma eficaz de conservar frutas y verduras ahora que llega el frío. Esta receta me la dió Nora Kearney, junto con un frasco de su propio chutney que estaba delicioso, muchas gracias desde aquí, le he variado algún ingrediente porque tenía muchos tomates verdes, pero ha salido igual de rica.

Ingredientes

2 kg. tomate verde, sin piel y cortados pequeños.
2 manzanas peladas y cortadas
1 pera pelada y cortada
1 mandarina en gajos
1 cebolla grande picada
1 diente de ajo picado
250 gr mezcla de frutas del bosque: pasas, frambuesas, arándanos, moras y grosellas (yo las compré congeladas)
500 gr. azúcar moreno
1/2 lt. vinagre de manzana
1 cucharada de curry en polvo
1 cucharada de mostaza en polvo Colman's
1/2 cucharadita de sal

Lo primero que hacemos es quitar el pedúndulo de los tomates, hacerles una cruz en la parte de abajo como se ve en la foto y escaldarlos dos minutos en agua hirviendo para poder quitarles la piel. Cuando los tomates están rojos, la piel es más gruesa y se quita fácilmente una vez escaldados pero cuando los tomates están verdes, la piel es muy fina y después de pelar algunos me dí cuenta que era más sencillo "raspales" la piel con la sierra de un cuchillo y quedaban igual de bien. Una vez que nos hayamos deshecho de las pieles los cortamos en trocitos similares, este paso es el más pesado pero merece la pena para no encontrarnos después pieles flotando por el chutney.

Ahora cocinamos en un cazo pequeño con poca agua las manzanas, pera y mandarina hasta que estén suaves, unos 10 minutos. Reservamos esta fruta de momento.

Aparte, en una olla grande juntamos el tomate verde, la cebolla y el ajo. Lo ponemos a fuego medio, en el 6 de 12.

Lo dejamos cocinar durante una media hora, removiendo y le añadimos la fruta cocinada que teníamos reservada y el resto de las frutas del bosque, lo mezclamos bien con una cuchara de madera.


Añadimos el azúcar, la sal y el vinagre y lo subimos de temperatura, al 9 de 12. Ahora que está jugoso, le añado la mostaza y el curry en polvo para que se disuelva bien.


Se deja cocinar para que vaya espesando, removiéndolo ocasionalmente al primncipio y más a menudo según vaya espesando para que no se pegue al fondo.

Coordinando el tiempo para que estuvieran al mismo tiempo las dos cosas (los botes y el chutney), esterilizé los botes de cristal y sus tapas en el lavavajillas. Media hora a 70º y me evito el paso de esterilizar en olla los botes. Si no tienes lavavajillas, media hora en agua hirviendo, en las otras mermeladas del blog hay fotos de cómo se hace.


Cuando ya el chutney tenía este aspecto y una consistencia espesa, lo apagué. tarda casi cuatro horas, pero merece la pena.

Se deja reposar 10 minutos, se embota, uno por uno con cuidado, se limpian los bordes si hubiera caído algo de chutney, se tapan y se les va dando la vuelta según vayan estando.


Se esterilizan en una olla con agua que cubra los botes durante 30 minutos, hay que tener cuidado y poner un trapo de cocina en el fondo y entre los botes para que al hervir no choquen y se rompan (después de todo este trabajo!).

El resultado final fueron 8 botes de varios tamaños. Como siempre, es importante nombrar y fechar. Una vez abiertos hay que meterlos en la nevera y duran una semana bien, si es que duran!

1 comment:

  1. Hice 5 para tremenda celebración, y no duraron.
    Durazno maduro

    ReplyDelete

Please share with me your questions, doubts...