08/11/2012

Berenjenas rellenas

Como tengo bechamel y tomate frito, hago berenjenas rellenas, que también se pueden congelar antes de terminar de hacer y posteriormente se gratinan. Es una receta para cocinar o bien al momento o bien por adelantado, y aguanta bien uno o dos días en la nevera.

Ingredientes

2 berenjenas grandes
250 gr. de carne picada
100 gr. de bacon
100 gr. de champiñón natural en láminas
1 cebolla en brunoise
4 lonchas de queso mozzarella o cualquier otro que funda bien
2 cucharadas de queso rallado para gratinar
200 ml. de bechamel
Aceite de oliva y sal
1 cucharada de mantequilla para el gratinado final

Lo primero que hacemos es cortar las berenjenas longitudinalmente, se hacen unos cortes superficiales en rombos, se salan y se ponen en un escurreverduras a que suelten agua.

Si no tengo tiempo, este paso me lo salto, lo único que se supone que quedan un poco más amargas y saben más a berenjena, pero si voy con prisa, lo obvio, porque no me parece que amarguen tanto como dicen. Y porque como dice el chef San Juan, "si no quieres que la berenjena sepa a berenjena, come calabacines..."

Precalentamos el horno a 180º, aclaramos la sal de las berenjenas y las ponemos escurridas y secas en una fuente con un chorrito de aceite de oliva sobre cada una, hasta que se asen, unos 30/45 minutos dependiendo del tamaño, vigilándolas para que no se quemen y que estén blandas cuando las saquemos, tan blandas que con una cucharita podamos vaciarlas.

Mientras se van horneando, preparamos un poco de bechamel y el tomate frito si es que no lo teníamos preparado, y lo reservamos.

Picamos la cebolla y la sofreímos en unas cucharadas de aceite de oliva hasta que esté transparente, le añadimos un poco de sal y la carne picada. Cuando la carne haya perdido el color rosado, le añadimos el bacon picado y los champiñones. Bajamos el fuego, esperamos que se termine de hacer la mezcla, rectificamos de sal y reservamos.

Cuando las berenjenas están blandas, se vacían con cuidado que no se rompan, y todo eso que hemos vaciado lo cortamos un poco más pequeño y lo añadimos al relleno de la carne, bacon y champiñones.

Ahora sólo queda montar las berenjenas, en una fuente ponemos tomate frito y bechamel, colocamos encima las cuatro berenjenas, las rellenamos con la mezcla de carne, ponemos un poco de tomate frito y una loncha de queso mozzarella, le esparcimos por encima el queso rallado para gratinar y una punta de mantequilla a cada berenjena.

En este momento es cuando podemos refrigerarlas para el día siguiente o el otro, las tapamos con un film y a la nevera. O bien ponemos el horno a 130º y las dejamos que se hagan despacio una media hora más o hasta que el queso se funda.

1 comment:

Please share with me your questions, doubts...