06/10/2012

Quinua con verduras. De los Andes a mi mesa

El día que la hija mayor del rey se casó, los comentaristas de la boda, hablando sobre el menú que iban a servir, se preguntaban: "¿Qué será eso de quinoa? El que lo sepa que llame a la emisora". Como yo estaba trabajando y no me tragué el evento, cuando lo volvieron a poner hasta la nausea durante una semana entera, fue cuando me enteré que en este país no tenía nadie ni idea de lo que era la quinua (sí quinua, así es como siempre la he conocido, quinoa es el nombre científico, chenopodium quinoa, aunque parece que sí se llama así en otros países), pero ya era demasiado tarde para decírselo a los monárquicos!


La quinua es un pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gramíneas, pero que por su alto contenido en almidón se utiliza como si lo fuera. Se da en el páramo andino, a más de 2.500 metros de altitud. Como contiene todos los aminoácidos necesarios para el ser humano, es un alimento muy completo, contiene el doble de proteínas que cualquier otro cereal y fitoestrógenos, por lo que es especialmente recomendada para las mujeres. La quinua también contiene una toxina llamada saponina que hace que amargue, por eso antes había que lavar la quinua varias veces antes de cocerla, pero actualmente la quinua que encontramos en España es tratada antes de envasarla y ya no amarga, así que ya no es necesario lavarla, o por lo menos no lavarla más de una vez, si es que quieres lavarla.

Y una vez comentadas todas las bondades técnicas de la quinua os cuento que está BUENA, es rica, es versátil, rinde, se conserva bien, cuando te explota un grano de quinua en la boca no es como si te explotara un grano de caviar del bueno, pero casi casi. A mí me gusta mucho y ahora que he descubierto que en casa también les gusta, que se preparen porque hay muchas formas de cocinarla.

La receta básica es hervirla, doble de agua que de quinua, 15/20 minutos. Ponemos una cazuela pequeña (rinde bastante) en el fuego, potencia máxima, con una cucharada o dos de aceite a la que añadimos un ajo, si gusta, para dar sabor. Cuando el ajo está dorado (no quemado) añadimos una medida de quinua y lo removemos medio minuto para que la quinua se impregne del aceite sabor a ajo. Enseguida le añadimos dos medidas de agua y salamos, tapamos la cazuela y bajamos el fuego al mínimo. A los 15/20 minutos ya está listo. El grano reventado y orondo.



Después ya sólo queda usarlo como mejor nos parezca, en este caso con un salteado de verduras. Yo sofreí cebolla, zanahoria, puerro, pimiento verde y cuando ya estaba le añadí la quinua. Riquísimo y sano.


Otras veces hago primero el salteado con verduras y le añado la quinua directamente, se sofríe un minuto, se añade el doble de agua o de caldo y a los 20 minutos como si fuera una paella, listo!

Se puede utilizar de primer plato, de acompañamiento a otra cosa, como cena...

1 comment:

  1. La estoy haciendo, gracias.
    Nicanora

    ReplyDelete

Please share with me your questions, doubts...